👩‍🎓 Se buscan más héroes de la nueva educación [#líder #educación]

Se buscan más héroes de la nueva educación

Las competencias y habilidades requeridas por las empresas han tenido un cambio significativo y según el Foro Económico Mundial (2016), para el 2020 el 35 % de los talentos importantes para el ámbito laboral hoy, habrán cambiado. El impacto de la cuarta revolución industrial ya se vive actualmente y seguirá aumentando.

Nuestro país de cara a la transformación digital más allá del cambio tecnológico, está abocado a evolucionar su mentalidad y desarrollar nuevas habilidades.

Ser parte de una nación que se adapte a las nuevas lógicas tecnológicas, económicas y sociales significa que cada ciudadano tome consciencia de su necesidad de aprendizaje incluyendo su propia habilidad para gestionar la incertidumbre y ser responsable de construir-se y de transformar su cultura hacia el progreso y el bienestar. Continue reading →

Cómo afrontar el stress laboral

¿Cómo afrontar con éxito el stress laboral?

Las exigencias del mercado actualmente exigen de las organizaciones unas dinámicas que permitan y promuevan el bienestar laboral, entendiéndolo como una estrategia que facilite la preservación y optimización del capital humano, fundamental para cualquier empresa. En este sentido, hablamos de tener en cuenta el ámbito psicosocial de los colaboradores, y en este artículo en particular queremos abordar el adecuado manejo del stress en las organizaciones, el cual viene enmarcado en lo que conocemos como Salud Mental.

En Colombia existe la Ley de Salud Mental 1616 de 2013 donde ésta se define como “un estado dinámico que se expresa en la vida cotidiana a través del comportamiento y la interacción de manera tal que permite a los sujetos individuales y colectivos desplegar sus recursos emocionales, cognitivos y mentales para transitar por la vida cotidiana, trabajar, establecer relaciones significativas y contribuir a la comunidad” (Ministerio de Salud, Guía Metodológica para el Observatorio Nacional de Salud Mental, Bogotá enero 2017).

De acuerdo con este mismo estudio, en Colombia un 40% de la población activa laboralmente, entre los 18 y 65 años, ha sufrido un trastorno asociado al estrés afectando su bienestar y la competitividad en las compañías donde trabajan. Encontrando además que los trastornos de ansiedad se dan en un 19,5% de los casos, seguido por trastornos en el estado de ánimo con 13,3%. Cifras que revelan la importancia que las organizaciones deben darle a la identificación de estos síntomas en sus colaboradores con el fin de elaborar estrategias que ayuden a minimizar sus efectos, evitando que los mismos se traduzcan en detrimento de la productividad y competitividad en las compañías.

Como asegura María Fernanda Serrano especialista en psicología ocupacional y organizacionallo que ha demostrado que dispara el stress es el no saber manejar las presiones dentro de la empresa, tenemos liderazgos muy autoritarios que muchas veces afectan a las personas, incidiendo en su productividad lo que se traduce en problemas de dolor físico, ansiedad o depresión, porque muchas veces no tenemos en cuenta la salud mental de los individuos dentro de las organizaciones. Y también, tenemos situaciones extra laborales como los problemas por situaciones familiares, de consumo de sustancias psico-activas de algún hijo o de salud de algún familiar que también inciden en el stress laboral”.

Pero cómo se afronta esta problemática desde la perspectiva de los empresarios. Como nos comentó Diego Fernando Correa propietario y gerente general de una pyme familiar, que administra maquinaria de ingeniería y comercializa partes para dicha maquinaria, afirma que en su empresa “hay que tener en cuenta las condiciones de nuestro personal. Muchas veces las personas llevan sus problemas personales al trabajo, afectando su rendimiento y en últimas repercuten en el servicio final hacia el cliente. Entonces en nuestro caso, lo que hacemos es tener cercanía con el trabajador y detectar oportunamente su comportamiento o condición, y fácilmente detectamos si existe algún comportamiento anómalo”.

Sin embargo, también afirma que en empresas con una planta mucho mayor donde no se tiene un contacto tan personalizado con sus colaboradores, el manejo que se le da al tema responde a programas más profundos y estrategias encaminadas a mejorar las condiciones de bienestar de los colaboradores y por ende a alcanzar los objetivos de las empresas.

Por otra parte, el Foro Económico Mundial publicó en su página web este 26 de marzo el artículo “Consecuencias del Stress Laboral”, allí hablan con Jeffrey Pfeffer profesor de la Universidad de Stanford, autor y coautor de 15 libros en el campo de la teoría organizacional y el manejo de recursos humanos, quien destaca que en los EEUU el 61% de los empleados considera que el estrés los ha enfermado y el 7% asegura haber sido hospitalizado por causas relacionadas con el trabajo. Mas aún, identifica que los costos asociados al stress laboral ascienden a U$300.000 millones al año en ese país.

En Colombia las multas o sanciones a las organizaciones por no tener dicho plan de prevención frente a los riesgos psico-sociales y por ende el stress laboral, se estipulan en el decreto 0472 de 2015 que sanciona el incumplimiento de lo establecido en el Sistema General de Seguridad y Salud en el Trabajo –SGSST-, regulado por el Ministerio del Trabajo. Los efectos de la falta de un plan en este sentido van desde el aumento de ausentismo, renuncias por desmotivación y despidos por bajo rendimiento o malas relaciones interpersonales. Y La pérdida de la curva de aprendizaje por bajo sentido de pertenencia y retención del talento.

En este sentido, es recomendable que los colaboradores tomen acciones para combatir el stress laboral como:

  • Mantener unos adecuados canales de comunicación con superiores o lideres.

  • Organizar agendas realistas para administrar y cumplir adecuadamente con las exigencias del trabajo.

  • Evitar hábitos como fumar o comer a deshoras, permanecer demasiadas horas sentado.

  • Esforzarse por separar la vida privada de la laboral.

  • Tomarse el tiempo para pensar con el fin de organizar el trabajo evitando la des-concentración y agites innecesarios.

  • Identificar con la mayor claridad posible cuáles con las causas del stress, si es temporal, si es una permanente en su trabajo o si hay personas o circunstancias específicas que lo generan.

  • Comer sano, desconectándose momentáneamente del ámbito profesional.

Por su parte, como afirma la psicóloga María Fernanda Serrano, para las organizaciones es recomendable implementar estrategias como:

  • Generar una buena cultura organizacional donde los lideres comprendan la dimensión humana de los colaboradores.

  • Crear espacios de esparcimiento, al menos semanales, donde los colaboradores sean conscientes y reconozcan sus actitudes y comportamientos. Canalizando sus energías mediante la meditación, el yoga, baile terapia.

  • Organizar grupos focales donde los colaboradores sean escuchados, y puedan plantear problemáticas que evidencia en las empresas.

  • Identificar a los líderes reales que empoderen a los colaboradores, siendo los receptores de sus necesidades y expectativas. Generando confianza en sus capacidades para lograr los objetivos.

En definitiva, el stress laboral se enmarca dentro del ámbito de responsabilidad social de las empresas en la medida en que se debe propender por atacar focos de violencia laboral, causados por la falta de formación en habilidades blandas. En especial el liderazgo, ya que gracias a esta brindamos el apoyo, la autonomía, el desarrollo profesional, la seguridad, la confianza en los colaboradores de lo que es capaz de hacer de manera creativa y al lograr esto mejoramos la productividad tanto de las personas como de las organizaciones.

Por Jessica Triana. Coach Ejecutivo y Equipos en www.armoniaenaccion.com

10 Aprendizajes sobre el valor de la gratitud

10 Aprendizajes sobre el valor de la gratitud en el trabajo

Dar las gracias es muy importante tanto en la vida como en los negocios. En la era actual de la cuarta revolución industrial caracterizada por la transformación digital, todavía lo es mucho más, porque las actitudes que surgen de los valores que honramos constituyen la cultura organizacional y serán la ventaja competitiva para sostener o alcanzar el éxito empresarial y por supuesto el individual.

¿Con qué frecuencia tú das las gracias? ¿Es difícil para tí dar las gracias? Quizá en estos tiempos tan acelerados en que las personas y sus mentes se mueven ágilmente, se olvida en ocasiones este pequeño detalle. La gratitud tiene tanto poder que si se aplicara diariamente obtendríamos más y mejores resultados en todos los aspectos de la vida y de seguro con menos esfuerzo.

Importancia de ser agradecido en la vida profesional

Cada vez que damos las gracias, los clientes y colaboradores se sienten más comprometidos y agradecidos, por eso hay que hacerlo siempre, incluso aunque no haya compra. Gracias por venir, gracias por confiar en nosotros, gracias por su compra, gracias por todo.

El ámbito laboral ocupa un tiempo importante de las horas del día y la práctica del agradecimiento puede ser una cualidad relevante, entre otras cosas, para que nuestra actividad profesional sea más plena y placentera. Ello es así tanto para los empleados como para los directivos.

Dar las gracias, esta expresión tan sencilla, es “mágica”. Tiene un gran impacto tanto en quien las da como en quien las recibe, crea un gran vínculo entre personas difícil de superar con cualquier otra palabra, o crea nuevas emociones y buenas vibras. La gratitud es un gran imán para atraer lo que se quiere, aunque parezca una tontería es la clave del éxito, por ello, de niños una de las actitudes que más nos enseñan es a dar las gracias.

Aprendizajes para desarrollar una cultura de agradecimiento

  1. Digo gracias y demuestro gratitud frecuentemente de muchas formas, para que mi entorno sepa cuánto aprecio todo y a todos en mi vida. Entre más intención pongas en pensar y decir la palabra gracias, más gratitud sentirás. Cuanta más intención pongas en sentirla, más abundancia recibirás.
  2. Celebro mis triunfos, los triunfos de mis clientes y los de mi equipo.
  3. Constantemente me descubro a mí y descubro a la gente a mi alrededor “haciendo las cosas bien”.
  4. Evito quejarme de mí, de la gente y de su trabajo.
  5. Resisto la tentación de involucrarme en conversaciones sin sentido que conllevan a los chismes, a pensamientos negativos y a emociones aflictivas.
  6. Agradezco sin esperar nada a cambio; porque ese agradecimiento es sincero para que así se perciba. No lo hago para impresionar.
  7. En las conversaciones con clientes u otros públicos del negocio, por internet, siempre agradezco la interacción; porque es mucho más importante todavía ser agradecidos en este canal, ya que no hay ningún contacto personal directo y los clientes necesitan encontrar algo que les conecte, con que empatizar detrás de la pantalla.
  8. Soy fuerte y segura (o) de mis convicciones; porque las personas siempre agradecerán que comparta lo que “soy” y lo que pienso auténticamente. Agradezco quién soy.
  9. En las negociaciones también agradezco; aunque después se utilice una estrategia agresiva para conseguir los objetivos. Lo hago mirando a los ojos y con total seguridad.
  10. Al decir gracias, lo hago de una forma que impacte en la otra persona, con seguridad; porque la persona que expresa su agradecimiento también se siente bien. Aunque puede que las primeras veces pueda costar un poco (para algunas personas), a la larga hace que se sienta más feliz y modifica inclusive su actitud ante la vida.

Ahora te invito a hacer una lista de las cosas que más disfrutes en tu vida laboral y de las personas que laboran en tu empresa o participan en tu equipo. Después de que identifiques tus áreas de oportunidad, piensa cómo aplicarás estas acciones para que tu vida empresarial se desarrolle en armonía. Aplica el mismo ejercicio en tu ámbito personal y alcanzarás aún mayor conciencia de la abundancia que te rodea.

Con el tiempo y observando conscientemente nuestros resultados podemos aprender que el valor más efectivo (en el corto y largo plazo) para experimentar plenitud y éxito en la vida y en los negocios, con buena reputación, sustentables y rentables, parte de las excelentes relaciones con los clientes, proveedores y empleados, es sin duda el valor de la Gratitud. Que no significa únicamente dar las gracias por todo lo recibido, es sentirlo de verdad, tener ese sentimiento que en realidad es energía magnética que atrae a su igual en vibración.

Esta virtud será parte de la cultura organizacional o familiar al cultivar una mentalidad de integridad y decencia, reconociendo la importancia que tiene para nosotros todo aquel con quien interactuamos, por lo tanto, valorando su confianza, su contribución y agradeciendo en palabras, hechos, tiempo, dinero, la atención que nos dedican. La Gratitud es la llave maestra a la abundancia.

Por Jessica Triana, Coach Ejecutivo y Equipos en Armonía en Acción

Top
Abrir chat